lunes, 10 de diciembre de 2018

Fotografía - Viaje a Oporto y Aveiro

Como muchas ciudades europeas, Oporto es una ciudad antigua que cuenta con un amplio patrimonio histórico, aunque durante las últimas décadas ha sido sometida a una amplia modernización. Cuenta con el metro más largo de Portugal.
Desde muy antiguo hay una rivalidad entre Lisboa y Oporto. Dicen que esta ciudad tiene un cierto aire británico, desde que se asentaron aquí los comerciantes de vino ingleses. Dice el refrán popular que «Lisboa se divierte, Coímbra estudia, Braga reza y Oporto trabaja».
Tanto el país como el vino de Oporto deben sus nombres a la ciudad, que a su vez significa «el puerto». Por su pujanza cultural, demográfica e industrial es considerada como la «Capital del Norte» de Portugal.

Cementerio de Oporto



Su centro histórico fue declarado Patrimonio de a Humanidad por la Unesco en 1996.









El puente Luis I, sustituye el antiguo Ponte Pênsil, y fue proyectado por el ingeniero Teófilo Seyrig, el mismo que había ya proyectado el Ponte Maria Pia. Su característica más destacable, es el hecho de tener dos tableros. Actualmente por el tablero superior cruza la línea amarilla del Metro de Oporto, y el inferior está abierto al tráfico rodado.






En el margen sur del río Duero se encuentran las famosas bodegas de vinos como las Bodegas Calem que visitamos.




La ciudad de Aveiro ha sido frecuentemente denominada La «Venecia de Portugal» por sus canales que atraviesan el centro de la ciudad lo cual dota a la ciudad de una gran belleza, conjuntamente con el barrio viejo de "Beira Mar" donde se conservan las tradicionales casas y los almacenes de sal de la ría. 
El aire antiguo de la ciudad se mezcla perfectamente con la modernidad que ha irrumpido por la vida universitaria y hacen de esta ciudad un sitio apetecible en cualquier época del año.








Al regresar a casa nos aguardaba este magnifico atardecer.