martes, 18 de junio de 2013

Fotografía - Bárcena Mayor (Cantabria)

Bárcena Mayor (Cantabria)Bárcena Mayor (Cantabria)Bárcena Mayor (Cantabria)Bárcena Mayor (Cantabria)Bárcena Mayor (Cantabria)Bárcena Mayor (Cantabria)
_MG_7Bárcena Mayor (Cantabria)096 copyBárcena Mayor (Cantabria)Bárcena Mayor (Cantabria)Bárcena Mayor (Cantabria)Bárcena Mayor (Cantabria)Bárcena Mayor (Cantabria)

Bárcena Mayor (Cantabria), un álbum en Flickr.

Barcena Mayor es un pueblo del municipio de los Tojos, siendo el único núcleo de población que se encuentra dentro de la reserva del Saja, bañado además por el río Argoza. Y es esta situación cercana al río la que ha puesto nombre al pueblo: Las Bárcenas son terrenos fértiles en las riveras.

Se dice que es el pueblo más antiguo de Cantabria y posiblemente de España. Fue declarado conjunto histórico-artístico en el 79 debido a su asombroso estado de conservación, y es que durante el gobierno de Ormaechea se realizó un “lavado de cara” al pueblo y se arregló la carretera de acceso. Todo ello lo convierte en uno de los mejores ejemplos de la arquitectura rural de Cantabria, siendo uno de los pueblos más visitados de la región, ya no solo por su arquitectura, sino por su cultura gastronómica (cocido montañés o carnes de caza).

Una de las construcciones que nos recuerda la importancia que tenía la población antaño es la calzada romana, que unía Campoo con el Portus Blendium atravesando el puerto de Palombera. Calzada utilizada posteriormente, tanto en la repoblación como en la Reconquista, cuando aquellos valientes Foramontanos fueron a labrar las tierras castellanas.

Se recomienda al visitante pasearse por sus callejuelas formadas por casas y casonas de los siglos XVII-XVII en su mayoría, descubriendo así su carácter montañés. En un corto recorrido por sus dos calles principales, disfrutaremos de casonas de piedra con grandes solanas, normalmente ornamentadas con flores, orientados al sur para aprovechar el sol. Veremos zaguanes, lavaderos, hornos de pan, pajares, establos… mientras los campanos de las vacas tudancas resuenan en los robustos muros amenizando con su “tolon tolon” el paseo.

Dará en su recorrido con la iglesia de Santa María, del siglo XVII, donde destaca el retablo barroco-decorativo del XVIII. Deténgase para disfrutar del trabajo de la madera de los grandes artesanos que tenemos en Cantabria, ya no sólo en el trabajo de balcones y aleros, sino en aquellos elementos que forman parte de la etnografía de la comarca, tales como las albarcas, las cachavas, los cubiertos y todo aquello que pase por la imaginación del maestro artesano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario