viernes, 21 de junio de 2013

Nono Blázquez Quartet - Salón de Teatres

La pasada noche disfrutamos en el Salón de Teatres con "Nono Blázquez Quartet", compuesto por artistas regionales de primer nivel y acompañados por el gran saxofonista Javier Vercher, nos ofrecieron un interesante proyecto musical, cosmopolita y diferente. 

Sin duda, el Jazz es el elemento que basa y amalgama sus composiciones, aunque se nutren de otras fuentes que enriquecen su propuesta. Fuentes como el Flamenco en su rama más ecléctica y las músicas de Raíz, no sólo Europeas sino Afro-Americanas. Alternaron composiciones propias con versiones muy personales de artistas como The Beatles o Jaco Pastorius, creando  atmósferas únicas y sugerentes donde el espacio para la improvisación e interrelación entre los músicos cobró gran protagonismo.

Actualmente, ofrecen una gira por nuestra región, previa a la grabación de su primer trabajo, con el que esperan abrir nuevos caminos, darse a conocer al público y posicionarse dentro del panorama musical.

Nono Blázquez, bajista, ha destacado por participar en los grupos de Jazz y Músicas del Mundo más significativos de Extremadura; Desde los pioneros Pandemonium, hasta Alambiqueña del Oeste, pasando por Jazz 4 Sale, Mili Vizcaíno Quinteto, Comando Macondo y un largo etc. Está acompañado por dos grandes músicos de la región como son Javier del Barco a la batería y el pianista y trompetista Juanlu García.

Cabe destacar la presencia de Javier Vercher, saxofonista valenciano formado en la Berklee School of Music (Boston). Afincado durante una década en New York, ha actuado y grabado con algunos de los grandes nombres de la escena internacional como Robert Glasper, Lionel Loueke, Bill Frisel o Bob Moses.













martes, 18 de junio de 2013

Fotografía - Suances (Cantabria)

Suances (Cantabria)Suances (Cantabria)Suances (Cantabria)Suances (Cantabria)Suances (Cantabria)Suances (Cantabria)
Suances (Cantabria)


Suances (Cantabria), un álbum en Flickr.
La historia más conocida de Suances, como la mayoría de los pueblos de España, es la historia del siglo XX y finales del XIX. .

Suances formaba parte de la comarca del antiguo valle de la Marina. Su situación estratégica y las huellas romanas encontradas junto a la iglesia refuerzan su identificación para que los historiadores la identifiquen como el "Portus Blendium" que era el nombre romano de esta villa marinera y turística.

Suances fue la vía de penetración más importante de la costa cantábrica, famosa por su armada, y con un gran movimiento comercial. El mirador del Torco y la isla de los Conejos al fondo Prueba de ello son las defensas costeras del Torco, del siglo XVII, situadas junto al faro de Suances y hoy en día rehabilitadas como sala de exposiciones y sede de la Universidad de Verano de Medio Ambiente.

Más reciente, pero a la vez antiguo, es el castillo que se alza sobre la playa de los Locos, el cual data de 1904 y fue construido por el que fue alcalde de Torrelavega entre 1901 y 1906, Don Florencio Ceruti y Castañeda. Entre torreón y castillo quedaba localizado éste que fue y, en parte, sigue siendo paraíso terrenal, y que en el siglo que acaba de entrar poblaría dichos terrenos de playa hasta la saciedad, comenzaba con la última piedra del castillo de Ceruti una etapa diferente y extraordinariamenete vigorosa en su explotación veraniega.

Fotografía - Bárcena Mayor (Cantabria)

Bárcena Mayor (Cantabria)Bárcena Mayor (Cantabria)Bárcena Mayor (Cantabria)Bárcena Mayor (Cantabria)Bárcena Mayor (Cantabria)Bárcena Mayor (Cantabria)
_MG_7Bárcena Mayor (Cantabria)096 copyBárcena Mayor (Cantabria)Bárcena Mayor (Cantabria)Bárcena Mayor (Cantabria)Bárcena Mayor (Cantabria)Bárcena Mayor (Cantabria)

Bárcena Mayor (Cantabria), un álbum en Flickr.

Barcena Mayor es un pueblo del municipio de los Tojos, siendo el único núcleo de población que se encuentra dentro de la reserva del Saja, bañado además por el río Argoza. Y es esta situación cercana al río la que ha puesto nombre al pueblo: Las Bárcenas son terrenos fértiles en las riveras.

Se dice que es el pueblo más antiguo de Cantabria y posiblemente de España. Fue declarado conjunto histórico-artístico en el 79 debido a su asombroso estado de conservación, y es que durante el gobierno de Ormaechea se realizó un “lavado de cara” al pueblo y se arregló la carretera de acceso. Todo ello lo convierte en uno de los mejores ejemplos de la arquitectura rural de Cantabria, siendo uno de los pueblos más visitados de la región, ya no solo por su arquitectura, sino por su cultura gastronómica (cocido montañés o carnes de caza).

Una de las construcciones que nos recuerda la importancia que tenía la población antaño es la calzada romana, que unía Campoo con el Portus Blendium atravesando el puerto de Palombera. Calzada utilizada posteriormente, tanto en la repoblación como en la Reconquista, cuando aquellos valientes Foramontanos fueron a labrar las tierras castellanas.

Se recomienda al visitante pasearse por sus callejuelas formadas por casas y casonas de los siglos XVII-XVII en su mayoría, descubriendo así su carácter montañés. En un corto recorrido por sus dos calles principales, disfrutaremos de casonas de piedra con grandes solanas, normalmente ornamentadas con flores, orientados al sur para aprovechar el sol. Veremos zaguanes, lavaderos, hornos de pan, pajares, establos… mientras los campanos de las vacas tudancas resuenan en los robustos muros amenizando con su “tolon tolon” el paseo.

Dará en su recorrido con la iglesia de Santa María, del siglo XVII, donde destaca el retablo barroco-decorativo del XVIII. Deténgase para disfrutar del trabajo de la madera de los grandes artesanos que tenemos en Cantabria, ya no sólo en el trabajo de balcones y aleros, sino en aquellos elementos que forman parte de la etnografía de la comarca, tales como las albarcas, las cachavas, los cubiertos y todo aquello que pase por la imaginación del maestro artesano.